Cuisine Secrete: Restaurant a puertas cerradas

*


El viernes ya comenzaba con ese gustito a intriga, de querer saber más acerca de esa cena que tendríamos por la noche, que no sabíamos ni siquiera dónde era. Esa magia del secreto me provocó. Siempre hay que saber todo y por una vez, yo iba a un lugar con una amiga y sus amigas (ya conocidas mías), que no tenía mucha información. Lo único que sabía era que no era un restaurant, que tenía un ticket fijo y que se trataba de cocina con muchos condimentos, aromas y sabores. No era necesario saber más. El programa era más que tentador.

Aproveché la situación para producirme un poco... si mi actitud era la de esperar algo bueno, mi vestimenta también debería insinuar que era una noche especial. Ya pronta y elegante salimos para una dirección que poco antes de salir de trabajar, habían develado por mail.

21:30 hs. Allí estábamos, en la puerta de una casa. Nos abrieron y nos saludaron como si estuviéramos en casa de amigos.  En oposición a las expectativas generadas durante el día, nada parecía desconocido, la confianza y el sentimiento de "estar en casa" se traducían a través del aroma y de los elementos seleccionados para decorar el lugar por Elsa y su pareja.

*

Ella, una francesa con un aire muy italiano, él, un uruguayo con aires de haber viajado mucho.
Claramente el taxi había hecho migraciones, se había dispuesto a volar sin nuestro consentimiento y estábamos en un lugar que no era Montevideo-Uruguay. Estábamos en una casa europea.

*

*

Recorrí todo. No era real ese lugar. Demasiado lindo para que quede en mi mente así de simple. Saqué el arma letal de la inmortalización de momentos. La cámara de fotos. Marcela sacó unas cuantas con su experimentada mano de fotógrafa, y yo no pude resistirme al click.

*


Nos llevaron a la mesa que habían reservado para nosotras, donde se nos uniría una pareja desconocida.
La mesa era larga y habían copas, platos y arreglos que combinaban exquisitamente con la decoración del lugar.



Elsa había elaborado cada trago, entrada, pan, plato principal y postre, y su pareja la ayudaba a servir.
Cuando ella nos servía, nos hacía saber los ingredientes que componían esa delicia que degustábamos.



Conocimos a la pareja que se sentó con nosotros y para recordar que si seguíamos en Uruguay, nombramos 400 nombres de conocidos de conocidos. No sea cosa que compartamos la mesa con unos perfectos extraños! Yo no me esforcé en investigar, estaba disfrutando de la experiencia de reina en un bolichito parisino. Ahí no importa saber nada, sólo disfrutar de esa agradable compañía. Mejor si eran extranjeros, marcianos o cachalotes. Tenían muy buena onda y eso era lo importante.


Costó emprender la retirada. El primer movimiento se dio cuando la pareja se fue junto con dos chicas de nuestro grupo. Nos resistimos a irnos, pero entendíamos que, en contra de nuestro instinto de pasarla bien, deberíamos marchar en algún  momento. Tras una interesante charla con Elsa, su pareja y otra comensal que se acercó, entendimos que ese punto final había llegado.

*

Abonamos el ticket muy satisfechas de todo, agradecimos por todo el servicio brindado, y pedimos el maldito taxi que nos llevaría de vuelta a nuestras casas en Uruguay.

Por mas fotos entren acá.

Por mas info para anotarse a la próxima:
cuisinesecrete@gmail.com

Larga vida a Elsa y su Cuisine Secrete!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fotos *: Marcela Abal 
(el resto de la fotos son mías.)

Comentarios

Oso ha dicho que…
Ta
quiero ir ya.
Lindísimo relato.
abrazo.
Oso
Papersome ha dicho que…
Hola Serrana,
¡trasciende que es un lugar con alma! Qué linda experiencia...
Y el ambiente adorable y personal. ¡No me sorprende que la comida sea una exquisitez! Se nota la dedicación de los dueños cuidando los detalles.
Para tomar nota.
Un beso, preciosa
Patricia
serrana varela ha dicho que…
Hola Oso y patri... realmente se los recomiendo!

dejo los datos por si les vienen ganas:

http://cuisinesecrete.blogspot.com/2010/11/promixas-cenas.html

Si Diego puede, quizás el 14 esté por allí nuevamente... cómo resistirme?
Renata ha dicho que…
me encantó!!! quiero ir!!
Anónimo ha dicho que…
lindas fotos y cuento muy sensible!!! buscamos un vuelo!jajajajja;;;;
Dulce ha dicho que…
maravilloso! Elsa es reina de los secretos y el placer como expresión vital. Belleza! hermosas fotos.
ave studio ha dicho que…
Qué buen lugar!

Entradas populares de este blog

Consejos para hacerte una unipersonal

Orejeras para grandes!

Un nuevo estado de la materia: CROCANTE!