podemos ser muy malas...

"....tengo fútbol 5 en el defensor y después voy a la cena, andá yendo que yo caigo después, me pidieron que llevara mayonesa, la llevás vos?"...

No fue él, sino yo, la nena de la pareja. Si, es hora de agarrar los botines, correr y seguir todas de forma permanente a la pelota, con el mismo compañerismo que cuando vamos juntas al baño.


Fue más que ameno, salvo por la falta de oxigenación que tuve a los 8 minutos de empezado el partido!!! my god, no estaba preparada... cuando me creí forlán, pegué una bocanada...estaba delirando por mala irrigación cerebral! eso fue al minuto y medio...


Metí el primer gol de partido, no tengo idea cómo, le quise pegar de cotelé y le pegué...cosa que no pasó ni cerca las otras 28 veces que patié al arco... pegarle con la punta redonda es la técnica....Algunas más hábiles que otras, metimos todo lo que pudimos y nos divertimos muchísimo.


Lo gracioso fue la femeneidad de la actividad varonil; terminamos el match y aplaudimos como una forma de felicitarnos entre todas, estiramos juntas (y de paso consultábamos cómo se hacía!!!).... y quedamos en hacer otro partido.. el viernes hay otro match y parece querer establecerse como actividad semanal... qué tal?


Acaso las mujeres nos estamos afianzando en las tareas de los hombres? ya tomamos su guardarropas... nuestros boyfriend jeans... ya tomamos puestos de poder (no yo claramente!)...presidentas, empresarias...y ahora su tesoro más valioso... su deporte ancla, lo que toda la vida les dijeron que era sólo de ellos... no estamos siendo demasiado crueles? es casi terrorista!!!


Por eso propongo una permuta de charla de amigas, chusmetaje de primer nivel, sensibilidad a flor de piel, emocionarse por las pequeñeces de la vida, los partos (ojo!! afirmación capciosa!!)...
eso si nos enseñan a "pisarla", ok?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para hacerte una unipersonal

Orejeras para grandes!

Un nuevo estado de la materia: CROCANTE!