hay cosas que no deberían juntarse

Nadie merece que sus padres tengan facebook y vivan esta realidad virtual junto con una, que viene remando en goma eva por una imagen más o menos digna. Cosas que todos sabemos, pero las paso a recordar. No se deben juntar:

los padres y las redes sociales,
la sandía y el vino,
los padres y las escenas de sexo,
el sexo y los padres en los términos más generales,
los pelos en las manos (porque todos sabemos lo que quiere decir),
la mosca y la sopa,
la actual de tu ex y vos,
las canciones lentas y los domingos,
el mate y el jugo de naranja y el chocolate,
mucho alcohol y el celular en la mano a las 3 a.m,
calentura del laburo y ofertas de pasajes de LAN,
la ropa clara y la oscura en el lavarropas,
jorge nasser y las ganas de vivir,
los libros de paulo coelho y tu biblioteca,
recién separarte y el bacilón,
una mentos y la sprite,
la cumbia villera y los oídos,
los siempre libres sin alas y las bombachas,
el secador y la bañera llena de agua,
evatest positivo y un saliente hippie,
gastroenterocolitis y el chuy,
30 de diciembre y las compras en el supermercado,
los caracoles y las plantas,
las palomas y tu auto,
las palomas y mi chumbera,
mi chumbera y tu ex,
la lluvia y el cerquillo,
la lechuga y los dientes,
10 tabletas de chocolate y mis dientes,
un grano y la primera cita,
los adolescentes, nunca deberían estar juntos, como concepto clave.

se entendió?






Comentarios

Entradas populares de este blog

Un nuevo estado de la materia: CROCANTE!

Lambriz: no siempre es una mala palabra

Consejos para hacerte una unipersonal